Hijo de tigre, ¡PANTERA !

En está ocasión hablaré de un tema que me apasiona y es acerca de ser Emprendedor; quise utilizar un dicho Mexicano,  “Hijo de Tigre, pintito” pero me tomé el atrevimiento de modificarlo un poco. Quiero aprovechar para decirles públicamente a mis papás la razón por la cuál un emprendedor muchas veces es un rebelde nato, muchos de ustedes pueden heredar un negocio y/o empresa familiar; te dirán no tienes porque trabajar en otro lado, si yo ya trabajé por muchos años para lograrlo, no lo desperdicies. Esta rebeldía, por ponerle un nombre a nuestras acciones, es porque deseamos lograr algo por nuestros propios méritos, en un entorno que nos apasiona, estudiamos, soñamos, etc. He aquí la diferencia, un emprendedor sueña con cambiar el mundo con su idea o negocio, ayudar a los demás con una cierta carencia, etcétera.

Esa es nuestra motivación, por la cual somos unas panteras, sin líneas negras; donde decidimos ser nosotros mismos, luchando por lo que queremos, con esa rebeldía y perseverancia que nos caracteriza para hacer la diferencia en este mundo. Realmente estamos convencidos de que más que crear un negocio rentable, sea un proyecto que trascienda, que ayude y brinde soluciones hacia cierta necesidad, con la cual dejemos huella, que nos diferencie por creer, luchar y anhelar; es por eso que así decidí llamar así el titulo de esté artículo. Pero cuál es la relación entre un tigre y una pantera? Efectivamente los dos son felinos, de la misma familia, pero con características físicas diferentes, que a cada una la hace especial dentro de su especie. Todos aquellos que deciden perseguir un sueño y hacerlo realidad viven más felices, se sienten plenos, se incentivan a seguir día a día para hacer de este mundo un mejor lugar.

Como diría Steve Jobs “Porque la gente que está lo suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen”.

Creo que hay muchos emprendedores y panteras que se han decidido a cambiar el mundo con sus ideas y acciones, ya que las oportunidades caducan, se pueden presentar una sola vez en la vida, mi consejo es “Vive el momento” todo tiene su razón de ser en tiempo y forma; si fallaste puedes verlo como una lección de vida, que en el futuro te servirá para no tropezar con la misma piedra, quizás te reirás y agradecerás por ver las cosas desde otra perspectiva, jamás se debe de dejar soñar con los ojos abiertos ya que la diferencia entre un sueño y una meta, es que la meta tiene un tiempo definido, un objetivo claro, a diferencia de que un sueño rompe todos los esquemas, creas nuevos mundos, te hace creer en lo que puedes hacer una realidad y de convencer a un grupo de que compartan tu misma visión y misión dentro de este mundo.

Para finalizar te invito a hacerte una pregunta ¿Eres tú un PANTERA?

 

“Todo campeón fue un retador que decidió NUNCA RENDIRSE”

Rocky Balboa.

Advertisements